COMO PREVENIR LOS PIOJOS

17 de septiembre del 2018

Va a comenzar el curso escolar y también la batalla contra los piojos. Alerta: entre septiembre y octubre se acumulan la mitad de los casos. En los siguientes meses puede disminuir, pero de nuevo en febrero y marzo otra vez vuelven a aumentar. Así que… nos guste o no, en esta batalla no debe haber tregua y hay que estar siempre en guardia.

Cuando los niños son más pequeños las notas y circulares que traen desde el colegio nos recuerdan que nuestros “pequeños enemigos” están al acecho y es cuando todavía estamos más motivados para combatirlos. Pero cuando ya no llegan tales circulares, puede ser que nos “relajemos” y si baja la guardia en muchos casos, este problema puede llegar a persistir todo el año.

Como prevenir los piojos - blog farmacia 24h - Farmacia Balanguera 24h | Farmacia de Guardia

Sepamos un poco de ellos para saber contra quién estamos luchando…

Los más comunes son los piojos de la cabeza, pero recordemos que también existen otros tipos de piojos: el piojo del cuerpo y el piojo del pubis, conocido también como ladilla.

El Pediculus humanus variedad capitis, es decir el piojo de la cabeza:

  • Es un insecto parásito de color marrón-grisáceo que se alimenta de la sangre y grasa del cuero cabelludo.
  • El principal problema que da cuando nos infecta es el picor que puede provocarnos. Los piojos pican y transmiten su saliva, la cual produce una reacción de hipersensibilidad en la zona. Esta zona, según la respuesta de cada persona, puede inflamarse, enrojecerse y picar de forma persistente. Sin embargo esta respuesta sólo aparece en el 20% de los infectados; o sea, puedes estar infectado y no sentir picor. Esa desazón por rascarnos continuamente es el mayor problema, especialmente marcado en las zonas más pobladas (nuca y detrás de las orejas).
Como prevenir los piojos - blog farmacia 24h - Farmacia Balanguera 24h | Farmacia de Guardia

Es curioso que la primera vez que nos contagian, el picor no es inmediato, puede tardar de dos a seis semanas en que suceda esta reacción de hipersensibilidad, es decir en que notemos el picor. Así que para cuando nos damos cuenta… la cabecita puede estar llena.

En el caso de contagios repetidos y nuevas picaduras, sí que es normal notar picor más temprano, en uno o dos días.

Los huevos que ponen las hembras (de 5 a 8 cada noche) son de color blanco; son lo que llamamos liendres. Cuanto más cerca de la base del pelo están, más probabilidad existe de que estos huevos se conviertan en piojos.

Los piojos machos viven aproximadamente un mes, y las hembras hasta 3 meses (y son las que ponen huevos…). La liendre puede ser confundida con la caspa, pero esta última se desprende fácilmente, al contrario que la liendre.

Cuando la liendre está llena (es cuando va a prosperar), está próxima a la base del pelo y es más blanca y sin brillo. Cuando se consigue arrancar del pelo, al aplastarla se oye como un chasquido (es un truco fácil para distinguirla de otro tipo de descamación).

Cuando la liendre está vacía (sin vida o porque ya ha salido la ninfa), su color es más transparente y se van alejando de la base del pelo a medida que éste crece.

Los piojos se desplazan de pelo a pelo, es la forma de transmitirse, no saltan ni vuelan. Pero con un pequeño contacto o acercamiento, sí que se mueven muy rápido.

CARACTERÍSTICAS:

  • Las edades más frecuentes de infestación son entre 5 y 12 años ya que en estas edades el tiempo de contacto entre los niños es mayor.
  • La piscina también es un foco de contagio, puesto que el piojo sobrevive en el agua.
  • No tiene nada que ver con la falta de higiene. Van lo mismo a pelo sucio que limpio.
  • Los piojos tienen atracción por determinadas temperaturas de la cabeza. En sus antenas poseen unos termo-receptores que les sirven para decidir dónde hospedarse.
  • La particular especificidad por su huésped hace que los piojos de los humanos sólo sean de éstos y los de los animales de ellos. No hay contagios cruzados.
  • Los piojos para estar vivos necesitan estar en contacto permanente con el infectado ya que necesitan alimentarse de forma continua y los cambios de temperatura no los resisten bien.
  • Como los piojos y sus huevos resisten poco fuera de la cabeza, no es tan fácil que se transmitan a través de peines, cepillos o ropa, pero siempre será mejor mantener medidas preventivas.
  • Muchas veces se cree en la posible resistencia de los piojos. Aunque puede existir, es muchísimo menos habitual de lo que se piensa. Si tratamos de la forma correcta tal y como indicaremos más adelante, es fácil controlar el problema de los piojos, si no lo hacemos entonces sí que será muy fácil que vuelvan a re-infestar.

¿Cómo detectarlos y prevenirlos?

Cuando vemos que el niño se rasca la cabeza o si llega una circular del colegio avisando de la presencia en clase de piojos, armaros de paciencia y comenzad lo antes posible la inspección de las cabecitas.

1. Revisar detenidamente con luz brillante o luz natural la cabeza del niño (o utilizar una lente de aumento). Incidir en las zonas de infestación más comunes como son las de detrás de las orejas y parte posterior del cuello o nuca.

2. Tener una buena liendrera es la mejor inversión para una prevención y detección eficaz. La liendrera, gracias a la forma de sus púas es capaz de arrastrar y quitar liendres y/o piojos. Sobre todo es muy útil para detectar los que visualmente se nos escapan y de esta forma pondremos remedio antes de que se reproduzcan como locos.

La liendrera debe lavarse después de cada uso; además, a ser posible, hervirla en agua y examinarla después.

En los cabellos oscuros, los piojos se visualizan poco, pero las liendres al ser blanquecinas se ven mejor; sucede lo contrario en los cabellos rubios.

Es importantísimo para una buena prevención, lavar el pelo con frecuencia, limpiar los peines y cepillos y sobre todo revisar a menudo el cabello, sin olvidarnos de pasar, siempre, la liendrera una vez por semana.

En el momento en que el propio niño o niña sepa pasársela él mismo, es probable que se reduzca mucho este problema. En las épocas escolares de más contagios, en los campamentos o después de tratamientos, es conveniente pasar la liendrera cada tres días durante tres semanas seguidas y así la eficacia de la prevención es mucho mayor.

Si un miembro de la familia tiene piojos, deberemos revisar a toda la familia.

3. El uso de protectores o  repelentes de piojos es muy recomendable ante situaciones con mayor riesgo de contagio.

Está muy extendido el uso del aceite de árbol de té como repelente de piojos.  Se ha empleado de forma tradicional por sus propiedades antifúngicas y bactericidas, pero realmente no hay evidencia clínica suficiente que demuestre sus efectos preventivos frente al contagio de piojos. Recordad que no debe ser empleado en menores de 3 años.

Es importantísimo para la prevención comunicar al profesor si nuestros hijos han tenido piojos.

Como prevenir los piojos - blog farmacia 24h - Farmacia Balanguera 24h | Farmacia de Guardia
Whatsapp