EL SOL Y LA PIEL

28 de junio del 2017

farmacia mallorca

LA PIEL

La piel es el órgano más extenso y pesado del organismo. Tiene 3 capas. Sus principales funciones son de protección, de regulación de la temperatura, de permeabilidad,...
Las personas adictas al sol tienen un 75% más de posibilidades de padecer cáncer de piel. Debemos evitar la sobreexposición al sol, la protección es clave.

La piel se clasifica en fototipos que vienen determinados por la pigmentación de la piel, del cabello, de los ojos,…

PROTECCIÓN FRENTE AL SOL

Antes de la exposición solar:

  • La piel debe de estar correctamente hidratada y limpia (sin maquillaje).
  • Evitar el uso de productos que contengan alcohol y perfumes, pueden dar lugar a manchas oscuras en la piel.
  • Aplicarse el fotoprotector 30 minutos antes de la exposición solar, sobre la piel bien seca.

Durante la exposición solar:

  • Evitar tomar el sol o bien aumentar la protección entre las 12 y las 16 horas.
  • Extremar las precauciones en las partes más sensibles al sol: cara, cuello, cabeza, escote, orejas...
  • Uso de gafas de sol, protectores labiales y sombreros, como medida complementaria.
  • Importante ingerir abundante líquido.
  • Utilizar el fotoprotector incluso en los días nublados, cada dos o tres horas y siempre después del baño o de una excesiva sudoración.

Después de la exposición solar:

  • Hidratar la piel después de una ducha de agua tibia, a fin de recuperar la pérdida de agua y prolongar el bronceado
  • Para evitar el envejecimiento de la piel, cuidarse especialmente la cara, las manos y el contorno de ojos con productos específicos.
farmacia mallorca

FOTOPROTECCION DIARIA FACIAL

La piel de la cara es más sensible que la del resto del cuerpo debido a su exposición constante a los agentes externos.
El uso de productos adecuados para la protección ayuda a mantener sus cualidades y a ralentizar los signos del fotoenvejecimiento.

FOTOPROTECCION INFANTIL

La piel del bebé necesita un cuidado especial y una protección extra dado que sólo representa la 1/5 parte del espesor de la piel del adulto. Requiere una protección FPS muy alta con filtros UVA y UVB. Desde un punto de vista ideal y en función de sus vidas activas, el filtro solar debe ser resistente al agua.

Recomendaciones:

  • No exponer directamente al sol a niños menores de 6 meses y extremar las precauciones en niños menores de 3 años.
  • Evitar la exposición solar durante las horas de máxima insolación, entre las 12 y 16 horas solares.
  • Usar prendas de protección: gorros, viseras, camisetas, etc.
  • Aplicar generosamente el fotoprotector como mínimo 30 minutos antes de la exposición.
  • Reaplicar el fotoprotector cada 2 horas y siempre que se realicen baños prolongados.
  • No aplicar colonias ni otros cosméticos sobre la piel del niño, ya que podrían llegar a provocar una reacción fototóxica.
  • Mantener un adecuado grado de hidratación oral del niño.
  • Hidratar generosamente la piel del bebé/niño tras la exposición al sol.

Los fármacos y el sol

Numerosas medicaciones, incluso las de venta libre, utilizadas corrientemente, pueden causar que su piel llegue a ser más sensible de lo habitual al sol. Los agentes fotosensibilizantes pueden llegar a ser reactivos o causar reacciones alérgicas cuando interactúan con la luz ultravioleta(UV).

Fármacos sensibilizantes: algunos antibióticos y antisépticos, antihistamínicos, antiacnéicos (retinoides), corticoides, antipsoriásicos, psicofármacos, anestésicos locales, etc. etc.