ARTROSIS O DESGASTE ARTICULAR.

02 de octubre del 2017

farmacia mallorca

La respuesta a la pérdida del cabello no es simple porque existen numerosos factores que pueden originar la caída, aunque tengas los mayores cuidados.

El tratamiento para la caída del pelo depende de las causas y lo primero es averiguarlas. Es natural que se pierdan diariamente unos 100 cabellos que deben crecer nuevamente.

El vello corporal es propio de los seres humanos, como las plumas lo son de las aves y las escamas de los peces.

Unos 5 millones de pelos cubren el cuerpo, excepto en las palmas de las manos, la planta de los pies, los labios, el ombligo y las mucosas.
Mientras el 90% crece, el 10% restante se encuentra en fase de descanso durante 3 o 4 meses, después se cae y en su lugar comienza a crecer cabello nuevo.

La raíz del cabello se encuentra dentro del folículo, ese pequeñísimo tubo dentro de la piel que lo alimenta y lo mantiene creciendo.

Cuando el pelo comienza a crecer, empuja para salir a través de la piel. Una vez que alcanza la superficie, las células de la hebra mueren, esa es la causa de que no sintamos dolor cuando nos cortan el cabello.

Como ocurre con la piel, la sustancia llamada melanina proporciona color al cabello. Según envejecemos disminuye la producción de melanina por lo que el pelo comienza a perder el color y se torna gris o blanco.

Causas de la pérdida del cabello

Cuando se interrumpe su ciclo de crecimiento natural, que dura entre dos y tres años en total, el cabello se cae permanentemente y una de las causas puede ser la edad.

La pérdida parcial o total del pelo se denomina alopecia y aparece gradualmente con la edad. Puede manifestarse en forma de parches o de manera generalizada.

Cuando la caída del cabello ocurre a causa del envejecimiento, las fibras se vuelven más pequeñas y su velocidad de crecimiento disminuye, además, muchos folículos dejan de producir.

Por eso veremos el cabello grueso y áspero de un joven volverse delgado y de color claro cuando es un adulto mayor.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, el cabello también se cae por:

  • alopecia areata
  • las cirugías
  • tiroides y problemas hormonales
  • medicamentos
  • infecciones
  • dietas
  • historia familiar
  • estrés y desórdenes emocionales
  • tumores en los ovarios

Como la alopecia puede ser el signo temprano de una enfermedad, es importante determinar su causa para poder tratarla a tiempo.

farmacia mallorca

Cómo detener la pérdida del cabello

Una vez determinada la causa de su pérdida del cabello, el doctor podrá recomendar el tratamiento a seguir. Usualmente, un cambio en el estilo de vida ayuda. Por ejemplo, mejorando la dieta de manera que sea equilibrada y se obtengan suficientes vitaminas y minerales de forma natural.

En algunos casos, la suplementación con biotina ayuda a detener la caída y a fortalecer el cabello, al igual que mejora el aspecto externo de la piel.

Tratamientos tópicos como el aceite de castor también pueden complementar los esfuerzos por detener la caída del pelo.

En casos más serios, el doctor le formulará medicamentos especializados para este tipo de problema. Sin embargo, es importante que sea un profesional de la salud quien lo haga pues algunos de estos medicamentos tienen contraindicaciones.

Cuándo contactar al médico

Se debe consultar con un especialista ante cualquiera de los síntomas que se escriben a continuación:

  • está perdiendo cabello en un patrón atípico (más rápido y a menudo de lo normal).
  • la caída del cabello ocurre rápidamente o a temprana edad (por ejemplo, en los años de adolescencia o entre los 20 y los 30 años).
  • si presenta algún tipo de dolor o picazón con la pérdida de cabello
  • la piel del cuero cabelludo bajo el área comprometida está enrojecida, escamosa o muestra algún otro tipo de anormalidad
  • desarrolla acné, vello facial o irregularidades en su ciclo menstrual
  • es mujer y tiene calvicie de patrón masculino (pierde más cabello alrededor de la coronilla y/o la frente)
  • parches de calvicie en la barba o las cejas
  • ha estado aumentando de peso o tiene debilidad muscular, intolerancia a las bajas temperaturas o fatiga